20 de octubre 2020
entrevistas
Monitoreo Radio TV Octubre 2020
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
  1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 

Estadísticas
Visitante No:
Contador


 
comunicaciónsocial
Bolet√≠n N°. 3220 Aprueban diputados eliminar como causal de retiro del personal militar, tener VIH-Sida

19-03-2014.-

Por unanimidad, con 409 votos, la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (LISSFAM), propuesta por el Ejecutivo, para eliminar como causal de retiro del personal militar, la seropositividad al Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

 

El dictamen se√Īala que el objetivo principal de la enmienda es garantizar los derechos de igualdad y no discriminaci√≥n del personal militar portador de dicha enfermedad; ello, para dar cumplimiento a la recomendaci√≥n de la Comisi√≥n Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para hacer compatible la Ley del ISSFAM con los art√≠culos 1.1, 11 y 24 de la Convenci√≥n Americana sobre Derechos Humanos.

 

Al fundamentar el dictamen, el diputado José Ignacio Duarte Murillo (PRI), secretario de la Comisión de Defensa Nacional, dijo a nombre de la misma que con esta reforma se deja claro que no hay excepciones de igualdad y no a la discriminación de los derechos fundamentales de los hombres y las mujeres que integran las Fuerzas Armadas Mexicanas, los que deben de ser garantizados y respetados por el instituto armado.

 

Con esta reforma, explic√≥, se eliminan causales de retiro del servicio activo de las armas a los militares que padecen la seropositividad al VIH, y se condiciona el retiro √ļnicamente cuando quien lo padezca tenga p√©rdida de funcionalidad para el desempe√Īo de sus actos de servicio.

 

Lo anterior, agreg√≥, bajo la consideraci√≥n de que no hay argumento m√©dico o cient√≠fico que demuestre que el s√≥lo padecimiento del VIH-Sida sea equivalente a la incapacidad para desempe√Īarse laboralmente.

 

‚ÄúPensar lo contrario, es violentar los derechos fundamentales a la igualdad y a la no discriminaci√≥n‚ÄĚ, asever√≥.

 

Duarte Murillo destacó que las conductas de desprecio o de estigmatización son en sí mismas degradantes y sólo por ello deberán ser prohibidas. En este tenor, abundó, el trato diferenciado de que son objeto las personas que realizan una función militar y que son portadoras de un virus, no está justificado.

 

Por ello, dijo, se aprueba esta noble iniciativa propuesta por el Presidente de la Rep√ļblica. ‚ÄúEs una propuesta que decanta en la protecci√≥n de los derechos que tienen los militares y sus familiares para recibir servicios de salud por parte de los institutos armados, como contraprestaci√≥n de los servicios que prestan los militares bajo principios de abnegaci√≥n, lealtad y honor‚ÄĚ, concluy√≥.

 

Al fijar el posicionamiento de su grupo parlamentario, la diputada Mar√≠a Sanjuana Cerda Franco (NA) se√Īal√≥ que M√©xico ha suscrito y ratificado diversos instrumentos internacionales en materia de derechos humanos relativos a evitar la discriminaci√≥n y promover la igualdad; sin embargo, agreg√≥, se mantiene la discriminaci√≥n hacia los miembros de nuestras Fuerzas Armadas por ser portadores del VIH.

 

‚ÄúEs incongruente que la Ley del ISSFAM a√ļn contenga como baja de retiro o baja la seropositividad al virus del VIH y m√°s cuando est√° demostrado que padecer inmunodeficiencia no constituye necesariamente incapacidad para desempe√Īarse laboralmente‚ÄĚ, explic√≥.

 

La diputada Loretta Ortíz Ahlf, del PT, comentó que el principio fundamental de la no discriminación y derecho a la igualdad ampara por igual a los integrantes de las Fuerzas Armadas.

 

El punto medular de esta reforma, dijo, est√° vinculado con si personal de militar es apto o no en caso de haber contra√≠do VIH; no obstante, ‚Äúdebe mencionarse que la inmunodeficiencia no constituye necesariamente incapacidad para desempe√Īarse laboralmente, por lo que la actual redacci√≥n de la Ley del ISSFAM vulnera los derechos humanos de igualdad y no discriminaci√≥n‚ÄĚ.

 

Francisco Coronato Rodr√≠guez (MC) coincidi√≥ en ello y a√Īadi√≥ que la seropositividad, entendida como la presencia del virus en la sangre, no afecta la capacidad f√≠sica o mental de una persona para desempe√Īar un empleo, ni en las Fuerzas Armadas, ni en ning√ļn otro lado.

 

Mencion√≥ que la reforma es trascendental porque aunque ahora se reduce a las Fuerzas Armadas, puede significar un verdadero parteaguas, ya que hay empresas que realizan ex√°menes m√©dicos previos a la contrataci√≥n, vali√©ndose de jornadas de salud enga√Īosas. En 2013, indic√≥, exist√≠an 170 mil casos de VIH en M√©xico, de acuerdo con el Registro Nacional de Casos de Sida.

 

El diputado Mario Francisco Guill√©n Guill√©n (PVEM) record√≥ que en 1989 se detect√≥ el primer caso de un portador de VIH-Sida en las filas del Ej√©rcito mexicano. ‚ÄúDe ese a√Īo hasta 2008 se hab√≠an reportado 806 soldados contagiados, de los cuales √ļnicamente 147 fueron atendidos en el Hospital Central Militar.

 

A√Īadi√≥ que en el 2007, la Suprema Corte de Justicia de la Naci√≥n declar√≥ inconstitucional el despido de militares con VIH-Sida por considerar que se vulneran las garant√≠as de igualdad y no discriminaci√≥n. Asimismo, dijo, se estableci√≥ que la √ļnica causal constitucional que puede ser admitida como justificante para la baja, es la inutilidad en el servicio y no el padecimiento de enfermedades.

 

Víctor Rafael Manriquez González, del PRD, indicó que el debate sobre la discriminación a militares seropositivos comenzó en 1999, cuando un sargento del Ejército Mexicano fue dado de baja por inutilidad, criterio aplicado con base en la Ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas.

 

Sin embargo, dijo, estudios médicos recientes han esclarecido que el contagio del VIH no impide a la persona desarrollar su trabajo, por tal motivo se pronunció a favor del dictamen.

 

‚ÄúSabemos y estamos conscientes de la importancia del trabajo que el personal militar realiza en beneficio del pueblo de M√©xico. Sepan tambi√©n que defenderemos sus derechos y defendemos su dignidad‚ÄĚ, concluy√≥.

 

Jos√© Alejandro Llanas Alba, del PAN, destac√≥ que a pesar de entregar sus vidas a la patria, los integrantes de las Fuerzas Armadas a√ļn laboran con rezagos, discriminaci√≥n laboral y violaci√≥n a sus derechos fundamentales.

 

Con esta reforma, afirmó, se permitirá al Estado cumplir con los compromisos asumidos internacionalmente y se observarán mejores condiciones para erradicar la discriminación y promover la protección de los derechos fundamentales de las personas en activo de nuestras Fuerzas Armadas.

 

El diputado Héctor García García (PRI) consideró que con estos cambios a la Ley del ISSFAM, se pone en armonía al sistema de protección social de los militares con los cánones nacionales e internacionales en materia de igualdad y no discriminación.

 

Afirm√≥ que la validez de la legislaci√≥n en materia castrense est√° condicionada, debido al principio de igualdad y de no discriminaci√≥n por raz√≥n de salud, establecidos en nuestra Carta Magna, lo cual es vinculante para todos los poderes p√ļblicos. En consecuencia, ‚Äúla equiparaci√≥n de la seropositividad al VIH con una condici√≥n de inutilidad o de disminuci√≥n de capacidades es una medida discriminatoria‚ÄĚ.

 

Precis√≥ que con la reforma, la √ļnica causa que justifica la baja del activo y el alta en situaci√≥n de retiro por motivos de salud, es cuando disminuya la aptitud f√≠sica o mental para el servicio de las armas, y no la existencia de un padecimiento o enfermedad, como puede ser, entre otros, el Virus de Inmunodeficiencia Humana.

 

El dictamen explica que con la reforma a la fracción IV del artículo 24, se establece que la causa para el retiro militar por incapacidad, deberá acreditarse con certificados o dictámenes médicos, suscritos cuando menos por dos médicos militares o navales especialistas, la existencia del padecimiento de que se trate.

 

A√Īade que al modificarse el art√≠culo 226, numeral 83, se incluye que dentro de las enfermedades que dar√°n origen a retiro por incapacidad, el s√≠ndrome de inmunodeficiencia deber√° implicar la p√©rdida de funcionalidad para el desempe√Īo de los actos del servicio.

 

Asimismo, abroga la lista de padecimientos contenida en el artículo 226 y adiciona un nuevo artículo 226 Bis, a fin de que no sean considerados como causales de retiro.

 

En otro apartado se√Īala que en todos los casos en que sea medicamente posible, se debe ajustar el control y tratamiento m√©dico a las actividades espec√≠ficas del militar, sin afectar al servicio y sin ning√ļn tipo de discriminaci√≥n.

 

--oo0oo--

 
Histórico hasta 2013
 
años:
| 2020 | 2019 | 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 |
 
meses del 2020:
| Septiembre | Agosto | Julio | Junio | Mayo | Abril | Marzo | Febrero | 01 | Enero |
 
Histórico hasta 2013
 
-->
difusión
comunicación