16 de junio 2019
entrevistas
Ciudad de México, a 14 de junio de 2019.
Ciudad de México, a 12 de junio de 2019.
Ciudad de México, a 12 de junio de 2019.

Monitoreo Radio TV Junio 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
 12
3456789
10111213 141516
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Estadísticas
Visitante No:
Contador


 
comunicaciónsocial
Boletín N°. 3269 Pago de tarjetas de crédito en México observa rezago de 317 por ciento: Banco de México
  • Atraso en el número de estos plásticos por habitante es del 52 por ciento; en puntos de venta, de 184 por ciento
  • Factor negativo, la concentración del mercado por parte de los grandes bancos, afirma Agustín Carstens
  • Uso de 129 millones de tarjetas de débito y de crédito se concentra en retiros de cajeros automáticos, no en transacciones comerciales: González Aguadé

 

26-03-2014.- En su comparecencia ante diputados, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens Carstens, afirmó que en el pago de tarjetas de crédito por año existe un rezago de 317 por ciento, y en cuanto al valor de las transacciones con los plásticos en proporción del consumo privado es apenas del 9 por ciento, cuando la media internacional rebasa el 35 por ciento.

 

Mencionó otro rezago en el mercado de pagos electrónicos: en el número de tarjetas de crédito por habitante, comparativamente con otros países, México tiene un atraso del 52 por ciento, mientras que en terminales puntos de venta, el déficit se dispara al 184 por ciento.

 

Otro factor negativo, añadió, es la concentración del mercado por parte de los grandes bancos, lo que redunda en altos costos de operación que inhibe las transacciones de montos bajos; de ahí que muchos mexicanos no tengan acceso a este tipo de medios de pagos.

 

Por su parte, Jaime González Aguadé, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), quien también acudió a comparecer a San Lázaro, explicó que a diciembre de 2013 había en México 103 millones de tarjetas de débito y casi 26 millones de crédito; no obstante, su uso se concentra principalmente en retiro de dinero en cajeros automáticos, y no en transacciones en comercios, como se espera.

 

Aunado a esto, existen solamente 627 mil terminales punto de venta en el país, relacionados con 428 mil comercios. La implementación de estos sistemas, aseguró, es pobre en comparación con otras naciones.

 

Ante legisladores, ambos funcionarios explicaron las disposiciones adoptadas para regular los servicios de las Redes de Medios de Disposición o pagos y cobros con tarjetas de debito y crédito, cheques, transferencias electrónicas interbancarias, así como las cuotas y comisiones que se cobran por el uso de estos instrumentos bancarios

 

Durante la comparecencia de ambos funcionarios, en cumplimiento del decreto de la Reforma Financiera aprobado por el Congreso en diciembre de 2013 y publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 10 de enero, los diputados demandaron reglas claras a favor de los usuarios y la implementación de una verdadera cultura financiera, y cuestionaron los rezagos en el uso de los pagos y cobros electrónicos, así como la falta de incentivos para generar y adoptar esta innovación.

 

El presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputado José Isabel Trejo Reyes (PAN) calificó como de gran calado la Reforma Financiera, ya que dota al Estado de mejores herramientas para tutelar el sano desarrollo del sistema y, en particular, un acceso más amplio a los servicios ocasionados con los pagos con tarjeta de crédito y de débito.

 

Dijo que es vital que prevalezca un clima competitivo para la normatividad y la supervisión. Sin embargo, afirmó, “aún estamos lejos de gozar este clima en el sistema financiero mexicano. Esto se refleja en la baja penetración de los pagos con tarjetas, sobre todo cuando comparamos a nuestro país con otras economías emergentes y desarrolladas”.

 

Si bien, afirmó, la reforma busca que las condiciones del mercado o de las tarjetas de pago no afecten el desarrollo sano del sistema financiero ni inhiban la competencia, o no las reflejen, este objetivo no puede alcanzarse decretándolas ni prohibiéndolas.

 

Trejo Reyes aseguró que se ha dispuesto que haya más transparencia en el cobro de comisiones y que éstas se registren ante las autoridades, quienes velarán porque no sean obstáculo para el crecimiento adecuado en la red de pagos con tarjeta.

 

Resaltó que la ley también prevé que el Banco de México (Banxico) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) regulen las interacciones de los participantes del mercado de tarjetas, y con la regulación secundaria que ya se emitió y publicó, se favorece la entrada de nuevos jugadores en condiciones más equitativas, “lo que propicia la competencia, con reglas claras”.

 

En cuanto a las cámaras de compensación, puntualizó que el que puedan participar de manera competitiva es indispensable para generar una competencia más fuerte entre los distintos bancos, lo cual es la mejor garantía de que surjan mejores ofertas para los consumidores.

 

El diputado José Isabel Trejo expuso que los cargos que cobren las cámaras de compensación por sus servicios a sus participantes, no podrán determinarse en función de la participación accionaria o ausencia de participación, con la finalidad de que no haya barreras a la competencia a través de dichas cámaras.

 

Subrayó que el acceso a servicios financieros por parte de la población, es fundamental para el desarrollo de todas las esferas de la sociedad, en especial los hogares y las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), quienes son en última instancia el motor del crecimiento del país.

 

Detalló que esta comparecencia es parte del decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 10 de enero.

 

En los posicionamientos, la diputada María Sanjuana Cerda Franco (Nueva Alianza) expresó que la reforma, es uno de los grandes cambios que México necesitaba para dinamizar su economía. Sin embargo, mencionó, se deben expedir reglas que fomenten competencia, libre acceso, no discriminación y protección de los intereses de los usuarios.

 

Por el PT, el diputado Ricardo Cantú Garza resaltó que en 2013 se registraron más de 1.5 millones de reclamaciones bancarias por cobros no reconocidos y clonación de tarjetas, además de que hay preocupación por los esquemas de pagos pequeños, semanales y similares, de ahí que se deben implementar medidas para la fijación de cuotas, comisiones y pagos de forma competitiva, y protejan a los usuarios, así como a las instituciones.

 

Juan Ignacio Samperio Montaño (Movimiento Ciudadano) afirmó que estas reglas no solucionan las condiciones de desigualdad entre los usuarios y los bancos, pues en el país existe un sistema oligopólico en la estructura bancaria, en el que cinco instituciones -BBVA, Banamex, Banorte, IXE, Santander y HSBC- concentran el 74 por ciento del otorgamiento de créditos. Subrayó que en estas instituciones los 300 mayores créditos reúnen el 80 por ciento del total otorgado aproximadamente.

 

A su vez, el diputado Tomás Torres Mercado (PVEM) precisó que en México apenas el 9 por ciento de la población hace uso de la tarjeta de crédito para la realización de pagos, cuando el promedio internacional es del 54 por ciento, y más del 40 por ciento de las cabeceras municipales no disponen de sucursales bancarias, por lo que “la estructura bancaria es francamente reducida”.

 

El diputado Fernando Cuéllar Reyes (PRD) consideró que las reformas representan un avance, al establecer fundamentos sólidos para facilitar la adopción y desarrollo más profundo y acelerado de los medios y sistemas de pagos más eficientes y seguros; sin embargo, aclaró que no tendrán sentido si sólo quedan en el papel, y no se traducen en el bolsillo y en las economías de las y los mexicanos.

 

Precisó que la mayoría realiza operaciones con una tarjeta, por lo que se espera que ese sistema financiero sea eficiente, transparente y esté acorde con los estándares internacionales.

 

De Acción Nacional, el diputado Ricardo Villarreal García detalló que México tiene cerca de 120 millones de tarjetas de crédito y débito, pero solamente hay 600 mil puntos de venta. “Se debe aspirar a tener un país moderno, para que en cualquier lugar se acepten las tarjetas y se cobren comisiones mínimas a los establecimientos”.

 

Hizo votos para que las nuevas reglas emitidas por el Banco de México y la CNBV sean de gran beneficio para los ciudadanos. Recordó que el objetivo de la reforma financiera es el de disminuir el costo tanto de lo que se cobra a los usuarios de las tarjetas de crédito como de los comercios que las aceptan.

 

El diputado Jorge Herrera Delgado (PRI) afirmó que la Reforma Financiera es un pilar esencial para que la economía mexicana crezca y genere los empleos que demanda la población, ya que logrará que los beneficios que se derivan del sistema financiero sean disfrutados por todos los mexicanos y no sólo algunos segmentos.

 

Detalló que solamente una cuarta parte de los hogares en México cuenta con una tarjeta de pago y el 12 por ciento de las unidades económicas tiene servicios de recepción de pagos con tarjetas, por lo que estos cambios permitirán tener sistemas más eficientes, seguros y económicos en sus transiciones, así como eliminar barreras, distorsiones de precios y prácticas discriminatorias.

 

Rondas de preguntas

 

El diputado Carlos Alberto García González (PAN) cuestionó sobre el avance de las reglas y el fomento a la integración de nuevos participantes en los servicios relacionados con las tarjetas de crédito y de debito; los cambios para regular las comisiones, y qué se ha hecho para hacer más eficiente el servicio básico del cajero electrónico.

 

La diputada María Sanjuana Cerda Franco (Nueva Alianza) expresó que se deben fortalecer a los órganos encargados de regular el sistema financiero y contribuir a alcanzar mejores prácticas de los usuarios y de las mismas instituciones bancarias, de ahí que inquirió sobre la atribución que se le da a la CNBV de requerir información a los participantes de redes a nombre de la propia Comisión y del Banco de México.

 

Por Movimiento Ciudadano, Juan Ignacio Samperio Montaño preguntó qué ha motivado que la regulación en la materia únicamente tenga la intención de obtener un registro y no incluir el establecimiento de una cuota máxima por parte de las autoridades reguladoras y cuál fue el razonamiento para establecer períodos transitorios tan largos, como 18 meses, para la entrada en vigor de algunas disposiciones.

 

El diputado David Pérez Tejada Padilla (PVEM) preguntó sobre las proyecciones de la CNBV para programar el aumento de la cobertura del sistema financiero en las sucursales disponibles en municipios, ya que únicamente la banca tiene presencia en 2 mil 457 ayuntamientos, e hizo votos por fomentar el uso de las tarjetas, principalmente de las de crédito, a través de campañas.

 

A su vez, la diputada Karen Quiroga Anguiano (PRD) subrayó que se necesita contar con un sistema financiero estable, eficiente, competitivo e innovador y pidió saber cómo se evitará que se evadan las reglas emitidas y hasta cuándo las personas que reciben sus programas sociales bancarizados van a dejar de pagar comisión por el uso de cajeros.

 

Del PRI, Salomón Juan Marcos Issa cuestionó cuáles son los elementos regulatorios que podrían mejorar y permitir que la gente reciba el beneficio completo de su inclusión en el sistema financiero, toda vez que sólo el 36 por ciento de los mexicanos es titular de una cuenta bancaria, y los esfuerzos para incluirlos.

 

En una segunda ronda, el diputado Mario Alejandro Cuevas Mena (PRD) reiteró el compromiso de su grupo parlamentario para lograr que los usuarios de servicios financieros se vean beneficiados por las regulaciones promovidas.

 

Por el PAN, el diputado Humberto Alonso Morelli reconoció que en México se tiene un rezago importante en el instrumento de pago, concretamente de tarjetas de débito y crédito, por lo que, cuestionó qué medidas se consideraron en la regulación de estas disposiciones, para promover el que más negocios acepten estos instrumentos de pago y tengan terminales punto de venta.

 

La diputada Elsa Patricia Araujo de la Torre (PRI) lamentó que el porcentaje de empresas con terminales de punto de venta, en los últimos cinco años, sólo se haya incrementado del 10 al 12 por ciento.

 

En su exposición, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens Carstens reconoció que la Reforma Financiera es extremadamente importante y calificó de atinada la iniciativa del Poder Legislativo para regular las redes de medios de disposición, tema que no estaba contenido en la iniciativa enviada por el Ejecutivo.

 

Resaltó que éstas permitirán que en el mercado de medios de disposición electrónicos haya una mayor competencia que redunde en más beneficios para los usuarios de los servicios financieros.

 

Por otra parte, aseguró que los altos costos también inhiben a los micro y pequeños negocios para que puedan ofrecer el servicio de recepción de pago a través de tarjetas electrónicas ya que limita su crecimiento, además de que hay pocos incentivos para generar y adoptar esa innovación.

 

Posteriormente, el gobernador del Banco de México abordó el tema de las Cámaras de Compensación, encargadas de proporcionar el servicio de ruteo, compensación y liquidación de documentos interbancarios y en donde existe, dijo, además de complejidad en el esquema, un proceso de discriminación.

 

Explicó que los bancos que tienen participación en la Cámara de Compensación enfrentan costos sustancialmente menores a los que no son socios. Eso hace que los nuevos bancos tengan una desventaja muy importante y lo que se busca es que no haya discriminación en el precio.

 

De tal suerte, añadió, se busca que los bancos nuevos o los que no sean socios, tengan la capacidad de entrar al mercado y competir

 

En este rubro añadió que podría haber otras cámaras participantes, pero su inclusión es muy limitada porque las dos que existen ahora están coordinadas y funcionan con base en contratos de aceptación de tarjetas bancarias, “lo que es un asunto muy nebuloso”.

 

Esa falta de claridad y acceso a los demás participantes, “esa caja negra”, agregó, se ha convertido en el principal impedimento para que otros participantes se puedan conectar a este mercado.

 

Resaltó que una buena parte de las reglas que emitió el Banco de México están dirigidas a abrir la información para que otros participantes se puedan conectar al sistema.

 

Asimismo, el funcionario resumió que el crecimiento en el número de tarjetahabientes, comercios y pagos con tarjeta, es menor al deseado, principalmente por la estructura de pagos tan compleja que existe, así como por los altos costos a los tarjetahabientes.

 

Al dar respuesta a las preguntas de los legisladores, Carsten Carstens dijo respecto de las comisiones relacionadas a servicios de tarjetas, que con las regulaciones del Banco de México han bajado entre 3 y 4 por ciento los ingresos de las instituciones bancarias, sobre todo, en los servicios básicos y consultas de saldo.

 

En el caso particular de los cajeros, explicó, la comisión es cero si es en el cajero del banco emisor, pero si un tarjetahabiente va a otro banco, sí hay posibilidad de un cobro por alrededor de 22 y 23 pesos.

 

Sobre este asunto, afirmó que la propia Ley de Transparencia y Ordenamiento del Sistema Financiero, faculta los acuerdos bilaterales para reducir las cuotas por comisiones.

 

Por otra parte, señaló que el Banco de México, en términos de inclusión financiera, emite cada dos meses un reporte amplio de los costos en tarjetas y comisiones. Dicho reporte, añadió, incluye más de 210 productos.

 

“En esos reportes se puede ver claramente que hay tasas muy altas y tasas muy bajas en los tipos de tarjetas. Lo que uno se pregunta cuando ve esa dispersión de tasas, es por qué los que están pagando una tasa mayor no se van al banco que cobra menor tasa al no haber impedimento”, comentó.

 

Explicó que la ley y la reforma aprobada por los diputados, contiene disposiciones para la movilidad y portabilidad del usuario, en particular de tarjetas bancarias. Es decir, facilita el tránsito de un usuario de un banco a otro y otorga facultad al banco receptor para hacer el trámite ante el banco que tiene el crédito.

 

En torno al tema de educación financiera indicó que el Banco de México, a través del Museo Interactivo y su páginas Web, promueve la educación y la inclusión financiera.

 

“En términos de fomentar el uso de la tarjeta, hemos adoptado diferentes disposiciones para proteger al usuario de la tarjeta. Por ejemplo hemos establecido reglas claras para protegerlo cuando se ve afectado por clonaciones, por robos”, señaló.

 

Destacó sobre las imposiciones de cuotas máximas que desde un punto de vista constitucional no se pueden fijar plazos, “aunque la ley sí nos da guías claras de cómo se pueden regular y como se puede buscar que los diferentes cobros se vayan abatiendo y guarden una cierta correspondencia con los costos”.

 

En cuanto al tema del Costo Anual Total (CAT), dijo que se establecen condiciones para calcularlo en términos reales, “es un tema que también vamos a abordar próximamente”, concluyó.

 

En su turno, el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jaime González Aguadé, explicó que a diciembre de 2013, había en México 103 millones de tarjetas de debito y casi 26 millones de crédito; no obstante, subrayó, el uso de los plásticos se concentra principalmente en el retiro de dinero en cajeros automáticos, y no en las transacciones en comercios, como se espera.

 

Aunado a esto, existen solamente 627 mil terminales punto de venta en el país, relacionados con 428 mil comercios. La implementación de estos sistemas, aseguró, es pobre en comparación a otras naciones.

 

“A pesar de que somos uno de los países con mayor tasa de crecimiento en las tarjetas de débito, no se ha crecido respecto a las terminales punto de venta, lo que se encuentra entre los factores que deben mejorar para tener un impacto positivo en el desarrollo económico del país”, afirmó.

 

Derivado de esto, expuso que se han identificado cinco problemáticas en las Redes de Medios de Disposición. Tanto la instancia que preside como el Banco de México, afirmó, han tratado de resolverlas con las nuevas reglas implementadas.

 

Detalló que en primera instancia existen pocas instituciones de banca múltiple que participan en la emisión y “adquirencia del sistema”.

 

Para esto, dijo, se han eliminado las potenciales barreras de entrada y se ejerce la facultad de ordenar cambios a los contratos, comisiones, términos de operación y tecnologías, para obtener un marco más equitativo.

 

Por otro lado, continuó, se estableció que puede ser “adquirente, emisor o agregador” cualquier figura jurídica, “pues hay muy pocos jugadores”. Con esto se logra “no solamente que los bancos, sino quienes cumplan con las reglas de garantía, puedan participar a lo largo de la cadena”, sostuvo.

 

En segundo término, añadió, falta transparencia en la Red de Medios de Disposición, tanto en modelos, contratos, intercambios empleados y en los precios. De este punto, se insta a dar a conocer las condiciones operativas de acceso, cargos, contratos y controversias, a fin de poner a disposición esta información a quien lo requiera.

 

La tercera problemática identificada, abundó González Aguadé, tiene que ver con los esquemas de precios, factor que a participantes en la Red, nuevos o más chicos, les vuelve “prácticamente imposible” entrar a la competencia.

 

Para resolver esto, puntualizó, se debe registrar ante las autoridades cuáles son los cobros aplicables y justificarlo. Asimismo, éstas podrán solicitar modificaciones si no se cumplen los principios señalados en las circulares de la CNBV y el Banco de México. También, se prohíben las ventas cruzadas, descuentos por volumen y el empaquetamiento, añadió.

 

En cuarto término se encuentran los esquemas tecnológicos y operativos que dificultan la participación de nuevos jugadores en los diferentes niveles de servicios.

 

Derivado de esto, dijo, se establecieron principios para los distintos participantes, donde se definen condiciones para garantizar la interoperabilidad. Con ello, se garantiza que las tarjetas bancarias puedan viajar de un canal a otro y que no haya Redes cerradas donde no se conozcan los mensajes de comunicación.

 

Asimismo, “se establecen obligaciones para todos los participantes, incluyendo nuevos jugadores, y se fijan medidas de seguridad para garantizar la integralidad y la confianza en el sistema”.

 

Comentó en torno al problema de la oferta e innovación limitadas, que en México ha generado que la adquirencia sea poca, pues “no hay beneficio para muchos comercios como se da en otros países”.

 

Ante ello, explicó que la CNBV promueve la formación de grupos de trabajo, para así determinar la adopción de nuevas tecnologías y de mejores prácticas.

 

Respecto al registro de precios, González Aguadé sostuvo que esta es una facultad para conocer cuáles son los que se manejan en el mercado y para que se puedan establecer nuevos precios si así lo considera necesario la CNBV y el Banco de México.

 

Por lo que respecta a los tiempos y proyecciones, señaló que en el mercado ya existen reglas, tecnologías y arreglos que no son fáciles de cambiar de un día a otro.

 

Ante los cuestionamientos de la educación financiera, recordó que la CNBV cuenta con el Consejo Nacional de Inclusión Financiera (Conaif), que implementa programas en la materia, además de que la Comisión prevé participar en las semanas de difusión y educación que pone en marcha la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef), para dar a conocer las reglas.

 

Del tema de las sanciones, refirió que la comisión sigue al pie de letra los procesos que por ley se le atribuyen, además de aprovechar las nuevas facultades para supervisar y evitar que se evadan las normas.

 

En su última intervención, González Aguadé subrayó que la circular de las normativas emitida por la CNBV y el Banco de México, aborda muchas de las preocupaciones del Poder Legislativo sobre la falta de competencia y transparencia que se observa en el sector.

 

Estas reglas, dijo, van a permitir que en el mediano y largo plazo se vean resultados muy importantes y que se tengan los beneficios buscados, una mayor penetración de los Medios de Disposición, mejor uso de las tarjetas y que esto redunde en el bienestar de las familias.

 

“Por tanto, estaremos atentos de supervisar para que las barreras que se rompen a través de las reglas, no sigan mientras exista disposición de los participantes de atender la nuevas medidas de mercado”, concluyó.

 

--oo0oo--

 
Histórico hasta 2013
 
años:
| 2019 | 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 |
 
meses del 2019:
| Junio | Mayo | Abril | Marzo | Febrero | Enero |
 
Histórico hasta 2013
 
-->
difusión
comunicación