17 de diciembre 2018
entrevistas
Ciudad de M茅xico, a 31 de agosto de 2018.
Ciudad de M茅xico, a 31 de agosto de 2018.
Ciudad de M茅xico, a 31 de agosto de 2018.

Monitoreo Radio TV Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
 12
3456789
10111213141516
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 

Estadísticas
Visitante No:
Contador


 
comunicaciónsocial
Bolet铆n N°. 0602 Rinde protesta como Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, ante el Congreso de la Uni贸n

01-12-2018.- En cumplimiento con el art铆culo 87 de la Constituci贸n Pol铆tica de los Estados Unidos Mexicanos, el ciudadano Andr茅s Manuel L贸pez Obrador rindi贸 protesta como Presidente de la Rep煤blica ante el Honorable Congreso de la Uni贸n.

 

A la Sesi贸n de Congreso General para la transmisi贸n de poderes, acudieron diputados, senadores, ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Naci贸n, gobernadores, integrantes del nuevo gabinete federal, representantes de pa铆ses extranjeros y diversos medios de comunicaci贸n.

 

El presidente saliente Enrique Pe帽a Nieto y el presidente entrante, Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, ingresaron por separado al Sal贸n de Pleno para ubicarse al centro de la m谩xima tribuna de la naci贸n.

 

El presidente del Congreso de la Uni贸n, diputado Porfirio Mu帽oz Ledo le otorg贸 la palabra al Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, quien ante los legisladores rindi贸 protesta.

 

鈥淧rotesto guardar y hacer guardar la Constituci贸n Pol铆tica de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempe帽ar leal y patri贸ticamente el cargo de Presidente de la Rep煤blica que el pueblo me ha conferido de manera democr谩tica, mirando en todo por el bien y la prosperidad de la Uni贸n; y si as铆 no lo hiciere que la naci贸n me lo demande鈥, expres贸.

 

En el acto protocolario, Enrique Pe帽a Nieto entreg贸 la Banda Presidencial al Presidente del Congreso de la Uni贸n, diputado Porfirio Mu帽oz Ledo, quien a su vez la deposit贸 en manos del nuevo Jefe del Ejecutivo Federal, Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, quien procedi贸 a coloc谩rsela, concretando as铆 el acto de transmisi贸n de poderes.

 

Previamente, Mu帽oz Ledo notific贸 que la C谩mara de Diputados del Congreso de la Uni贸n, con la facultad conferida en el art铆culo 74 fracci贸n primera de la Carta Magna, expidi贸 el Bando Solemne para dar a conocer en toda la Rep煤blica la Declaraci贸n de Presidente electo, el 6 de septiembre de 2018, mismo que fue publicado en el Diario Oficial de la Federaci贸n, el d铆a 7 del mismo mes y a帽o.

 

El diputado Porfirio Mu帽oz Ledo destac贸 que hombres y mujeres del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos se honran con la presencia de distinguidos compatriotas, porque 鈥渆sta es la primera legislatura paritaria en la historia de M茅xico鈥.

 

Salud贸 a la representaci贸n de los pa铆ses amigos y manifest贸 a todos quienes 鈥渘os escuchan en otras latitudes, nuestro cabal agradecimiento. Se ha dicho que este acto no es s贸lo una transmisi贸n de poderes, sino un evento excepcional en la trayectoria de M茅xico. La restauraci贸n de la democracia y la reanudaci贸n del pacto social. Iniciamos hoy un esfuerzo compartido para la transformaci贸n del pa铆s鈥.

 

En su mensaje como Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Andr茅s Manuel L贸pez Obrador declar贸 lo siguiente:

 

Diputadas y diputados. Senadoras, senadores, autoridades locales y federales. Invitadas e invitados del extranjero. Licenciado Enrique Pe帽a Nieto, le agradezco sus atenciones. Pero, sobre todo, le reconozco el hecho de no haber intervenido, como lo hicieron otros presidentes, en las pasadas elecciones presidenciales.

 

Hemos padecido ya ese atropello antidemocr谩tico y valoramos el que el Presidente en funciones respete la voluntad del pueblo. Por eso, muchas gracias, licenciado Pe帽a Nieto.

 

Amigas y amigos, por mandato del pueblo iniciamos hoy la Cuarta Transformaci贸n pol铆tica de M茅xico. Puede parecer pretencioso o exagerado, pero hoy no solo inicia un nuevo gobierno, hoy comienza un cambio de r茅gimen pol铆tico.

 

A partir de ahora, se llevar谩 a cabo una transformaci贸n pac铆fica y ordenada, pero al mismo tiempo profunda y radical, porque se acabar谩 con la corrupci贸n y con la impunidad que impiden el renacimiento de M茅xico.

 

Si definimos en pocas palabras las tres grandes transformaciones de nuestra historia, podr铆amos resumir que en la Independencia se luch贸 por abolir la esclavitud y alcanzar la soberan铆a nacional; en la Reforma, por el predominio del poder civil y por la restauraci贸n de la Rep煤blica. Y en la Revoluci贸n, nuestro pueblo y sus extraordinarios dirigentes lucharon por la justicia y por la democracia.

 

Ahora, nosotros queremos convertir la honestidad y la fraternidad en forma de vida y de gobierno. No se trata de un asunto ret贸rico o propagand铆stico. Estos postulados se sustentan en la convicci贸n de que la crisis de M茅xico se origin贸, no solo por el fracaso del modelo econ贸mico neoliberal aplicado en los 煤ltimos 36 a帽os, sino tambi茅n por el predominio en este periodo de la m谩s inmunda corrupci贸n p煤blica y privada.

 

En otras palabras, como lo hemos repetido durante muchos a帽os, nada ha da帽ado m谩s a M茅xico que la deshonestidad de los gobernantes y de la peque帽a minor铆a que ha lucrado con el influyentismo.

 

Esa es la causa principal de la desigualdad econ贸mica y social, y tambi茅n de la inseguridad y de la violencia que padecemos.

 

En cuanto a la ineficiencia del modelo econ贸mico neoliberal, baste decir que ni siquiera en t茅rminos cuantitativos ha dado buenos resultados. Recu茅rdese que luego de la etapa violenta de la Revoluci贸n, desde los a帽os treinta hasta los setenta del siglo pasado, es decir, durante 40 a帽os, la econom铆a de M茅xico creci贸 a una tasa promedio anual del 5 por ciento.

 

Y durante ese mismo periodo, en dos sexenios consecutivos, de 1958 a 1970, cuando fue ministro de Hacienda Antonio Ort铆z Mena, la econom铆a del pa铆s no solo creci贸 al 6 por ciento anual, sino que este avance se obtuvo sin inflaci贸n y sin incremento de la deuda p煤blica. Por cierto, Ort铆z Mena no era economista, sino abogado.

 

Posteriormente, hubo dos gobiernos, de 1970 a 1982, en que la econom铆a tambi茅n creci贸 a una tasa del 6 por ciento anual, pero con graves desequilibrios macroecon贸micos, es decir, con inflaci贸n y endeudamiento.

 

En cuanto a la pol铆tica econ贸mica aplicada durante el periodo neoliberal, de 1983 a la fecha, ha sido la m谩s ineficiente en la historia moderna de M茅xico. En este tiempo, la econom铆a ha crecido en 2 por ciento anual, y tanto por ello como por la tremenda concentraci贸n del ingreso en pocas manos, se ha empobrecido a la mayor铆a de la poblaci贸n, hasta llevarla a buscarse la vida en la informalidad, a emigrar masivamente del territorio nacional o a tomar el camino de las conductas antisociales.

 

Lo digo con realismo y sin prejuicios ideol贸gicos: la pol铆tica econ贸mica neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida p煤blica del pa铆s. Por ejemplo, la reforma energ茅tica, que nos dijeron que vendr铆a a salvarnos, solo ha significado la ca铆da en la producci贸n de petr贸leo y el aumento desmedido en los precios de las gasolinas, el gas y la electricidad.

 

Cuando se aprob贸 la reforma energ茅tica hace cuatro a帽os, se afirm贸 que se iba a conseguir inversi贸n extranjera a raudales, como nunca. El resultado es que apenas llegaron 760 millones de d贸lares de capital for谩neo, lo que 煤nicamente representa el 1.9 por ciento de la incipiente inversi贸n p煤blica realizada por Pemex en el mismo periodo, y apenas en 0.7 por ciento de la inversi贸n prometida.

 

En los considerandos de las leyes aprobadas en ese entonces, se aseguraba que en ese a帽o 铆bamos a estar produciendo tres millones de barriles diarios, y la realidad es que estamos extrayendo solo un mill贸n 763 mil, 1 mill贸n 763 mil barriles diarios. Es decir, 41 por ciento menos de lo estimado y con tendencia a la baja.

 

Es tan grave el da帽o causado al sector energ茅tico nacional durante el neoliberalismo, que no solo somos el pa铆s petrolero que m谩s gasolinas importa en el mundo, sino que ahora ya estamos comprando petr贸leo crudo para abastecer a las 煤nicas seis refiner铆as que apenas sobreviven, t茅ngase en cuenta que precisamente desde hace 40 a帽os no se construye una nueva refiner铆a en el pa铆s.

 

Aqu铆 agrego otros saldos de la pol铆tica econ贸mica neoliberal o neoporfirista. De M茅xico es originario el ma铆z, esa planta bendita y somos la naci贸n que m谩s importa ma铆z en el mundo. Antes del neoliberalismo produc铆amos y 茅ramos autosuficientes en gasolinas, diesel, gas, energ铆a el茅ctrica. Ahora compramos m谩s de la mitad de lo que consumimos de estos insumos.

 

En este periodo, el poder adquisitivo del salario m铆nimo se ha deteriorado en 60 por ciento y el salario de los mexicanos es de los m谩s bajos del planeta. Tenemos el doble de enfermos de diabetes en comparaci贸n con pa铆ses de Am茅rica Latina. Durante el periodo neoliberal nos convertimos en el segundo pa铆s del mundo con mayor migraci贸n. Viven y trabajan en Estados Unidos, 24 millones de mexicanos. Y por lo que hace a la violencia, estamos en los primeros lugares del mundo.

 

Seg煤n la 煤ltima medici贸n de Transparencia Internacional ocupamos el lugar 135 en comparaci贸n con 176 pa铆ses evaluados. Ocupamos el lugar 135 en corrupci贸n, entre 176 pa铆ses evaluados y pasamos a ese sitio luego de estar en el lugar 59 en el 2000, subir al 70 en el 2006, escalar al 106 en el 2012 y llegar en 2017 a la vergonzosa posici贸n en que nos encontramos.

 

Por eso insisto. El distintivo del neoliberalismo es la corrupci贸n. Suena fuerte, pero privatizaci贸n ha sido en M茅xico sin贸nimo de corrupci贸n. Desgraciadamente, casi siempre ha existido este mal en nuestro pa铆s, pero lo sucedido durante el periodo neoliberal no tiene precedente en estos tiempos que el sistema, en su conjunto, ha operado para la corrupci贸n. El poder pol铆tico y el poder econ贸mico se han alimentado y nutrido mutuamente y se ha implantado como modus operandi el robo de los bienes del pueblo y de las riquezas de la naci贸n.

 

En la 茅poca del llamado desarrollo estabilizador o compartido, que va de los a帽os 30 a los 70 del siglo pasado, los gobernantes no se atrevieron a privatizar las tierras ejidales, los bosques, las playas, los ferrocarriles, las telecomunicaciones, las minas, la industria el茅ctrica ni mucho menos a enajenar el petr贸leo, pero en estas 煤ltimas tres d茅cadas las m谩ximas autoridades se han dedicado, como en el Porfiriato, a concesionar el territorio y a transferir empresas y bienes p煤blicos, e incluso funciones del Estado a particulares nacionales y extranjeros.

 

No se trata, como antes, de actos delictivos individuales, o de una red de complicidades para hacer negocios al amparo del gobierno. En el periodo neoliberal la corrupci贸n se convirti贸 en la principal funci贸n del poder pol铆tico, por eso si me piden que exprese en una frase el plan del nuevo gobierno, respondo: acabar con la corrupci贸n y con la impunidad.

 

Pero al contrario de lo que pudiera suponerse, esta nueva etapa la vamos a iniciar sin perseguir a nadie, porque no apostamos al circo ni a la simulaci贸n.

 

Queremos regenerar, de verdad, la vida p煤blica de M茅xico. Adem谩s, siendo honestos, como lo somos, si abrimos expedientes dejar铆amos de limitarnos a buscar chivos expiatorios, como se ha hecho siempre, y tendr铆amos que empezar con los de mero arriba, tanto del sector p煤blico como del sector privado.

 

No habr铆a juzgados ni c谩rceles suficientes, y lo m谩s delicado, lo m谩s serio, meter铆amos al pa铆s en una din谩mica de fractura, conflicto y confrontaci贸n, y ello nos llevar铆a a consumir tiempo, energ铆a y recursos que necesitamos para emprender la regeneraci贸n verdadera y radical de la vida p煤blica de M茅xico, la construcci贸n de una nueva patria, la reactivaci贸n econ贸mica y la pacificaci贸n del pa铆s.

 

Estamos ante un asunto pol铆tico de Estado, y como tal debemos enfrentarlo. Mi postura al respecto la defin铆 con toda claridad desde la campa帽a. Dije que no es mi fuerte la venganza, y que si bien no olvido, s铆 soy partidario del perd贸n y la indulgencia.

 

Adem谩s, y esto es muy importante, creo precisamente que en el terreno de la justicia se pueden castigar los errores del pasado, pero lo fundamental es evitar los delitos del porvenir.

 

En consecuencia, propongo al pueblo de M茅xico que pongamos un punto final a esta horrible historia y mejor empecemos de nuevo; en otras palabras, que no haya persecuci贸n a los funcionarios del pasado, y que las autoridades encargadas desahoguen en absoluta libertad los asuntos pendientes; por cierto, hoy se constituye una Comisi贸n de la Verdad para castigar los abusos de autoridad, para atender el caso de los j贸venes desaparecidos de Ayotzinapa.

 

Que se castigue a los que resulten responsables, pero que la Presidencia se abstenga de solicitar investigaciones en contra de los que han ocupado cargos p煤blicos o se hayan dedicado a hacer negocios al amparo del poder durante el per铆odo neoliberal.

 

Desde mi punto de vista, en las actuales circunstancias es m谩s severa y eficaz la condena al r茅gimen neoliberal, dejar en claro su manifiesto fracaso y su evidente corrupci贸n, y hacer todo lo que podamos para abolir el r茅gimen neoliberal y someter a procesos judiciales o a juicios sumarios a sus personeros, quienes a fin de cuentas no dejan de ser menores ante la esperanza de todo un pueblo y la fortaleza de una naci贸n como la nuestra.

 

Pero de cualquier manera, como en todos los asuntos de trascendencia para la vida p煤blica del pa铆s, yo defender茅 con libertad y argumentos mi postura del punto final, y de pensar y trabajar hacia el porvenir, pero la ciudadan铆a tendr谩 la 煤ltima palabra, porque todos estos asuntos se van a consultar a los ciudadanos.

 

Tambi茅n aclaro que si se acepta mi propuesta de mantener al margen de este asunto al Poder Ejecutivo, tal determinaci贸n se aplicar谩 para los de antes y para los que se van, no para nosotros, quienes mantendremos en alto el ideal y la pr谩ctica de la honestidad. Empiezo por informar que hemos promovido una ley para convertir la corrupci贸n en delito grave, que aunque parezca incre铆ble no lo era.

 

Con apego a mis convicciones y en uso de mis facultades, me comprometo a no robar y a no permitir que nadie se aproveche de su cargo o posici贸n para sustraer bienes del erario o hacer negocios al amparo del poder p煤blico.

 

Esto aplica para amigos, aplica para compa帽eros de lucha y familiares.

 

Dejo en claro que si mis seres queridos, mi esposa o mis hijos, cometen un delito, deber谩n ser juzgados como cualquier otro ciudadano. Solo respondo por mi hijo Jes煤s, por ser menor de edad.

 

En cuanto a mi persona, he promovido desde hace a帽os la reforma al art铆culo 108 de la Constituci贸n para eliminar la impunidad y los fueros de los altos funcionarios p煤blicos, empezando por el presidente de la Rep煤blica, quien ahora, seg煤n la iniciativa de ley que hoy, este d铆a, estoy enviando al Senado, podr谩 ser el presidente de la Rep煤blica juzgado como cualquier ciudadano por el delito que sea, aun estando en funciones.

 

Un buen juez por la casa empieza. Pondremos orden en la c煤pula del poder, porque la corrupci贸n se promueve y se practica fundamentalmente desde lo alto hacia los niveles inferiores. Es decir, vamos a limpiar al gobierno de corrupci贸n de arriba para abajo, como se limpian las escaleras.

 

El otro distintivo del nuevo gobierno ser谩 la separaci贸n del poder econ贸mico del poder pol铆tico. El gobierno ya no ser谩 un simple facilitador para el saqueo, como ha venido sucediendo. Ya el gobierno no va a ser un comit茅 al servicio de una minor铆a rapaz. Representar谩 a ricos y pobres, creyentes y libres pensadores, y a todas las mexicanas y mexicanos, al margen de ideolog铆as, orientaci贸n sexual, cultura, idioma, lugar de origen, nivel educativo, o posici贸n socioecon贸mica. Habr谩 un aut茅ntico Estado de derecho, tal como lo resume la frase de nuestros liberales del siglo XIX, al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie.

 

Tambi茅n transitaremos hacia una verdadera democracia, se acabar谩 la vergonzosa tradici贸n de fraudes electorales. Las elecciones ser谩n limpias y libres y quien utilice recursos p煤blicos o privados para comprar votos y traficar con la pobreza de la gente o el que utilice el presupuesto para favorecer a candidatos o partidos, ir谩 a la c谩rcel sin derecho a fianza.

 

El combate a la corrupci贸n y la austeridad nos permitir谩 liberar suficientes fondos, m谩s de lo que imaginamos, mucho m谩s, para impulsar el desarrollo de M茅xico. Con esta f贸rmula sencilla de acabar con la corrupci贸n y de llevar a la pr谩ctica la austeridad republicana, no habr谩 necesidad de incrementar impuestos en t茅rminos reales, y ese es un compromiso que estoy haciendo, ni aumentar谩n los precios de los combustibles m谩s all谩 de la inflaci贸n.

 

Ahora resulta que los que aumentaron el precio a las gasolinas est谩n pidiendo que baje. Hago el compromiso responsable, que pronto, muy pronto, cuando terminemos la refiner铆a que vamos a construir en M茅xico y se rehabiliten seis refiner铆as, va a bajar el precio de la gasolina y de todos los combustibles.

 

Tampoco, que se oiga bien y que se oiga lejos, tampoco vamos a endeudar al pa铆s.

 

Cuando termin贸 el sexenio del presidente Fox la deuda p煤blica 鈥揺sto no se sabe, pero no est谩 de m谩s recordarlo鈥 era de 1.7 billones. Cuando dej贸 el gobierno Calder贸n, la deuda aument贸 a 5.2 billones, m谩s de 200 por ciento. Y en esos dos sexenios fue cuando se recibi贸 m谩s dinero por la venta de petr贸leo al extranjero y todo se derroch贸 o se fue por el ca帽o de la corrupci贸n.

 

Ahora la deuda es de 10 billones. Nada m谩s para pagar el servicio de esa enorme deuda tenemos que destinar del presupuesto del a帽o pr贸ximo alrededor de 800 mil millones de pesos. Por eso, ya no va a aumentar la deuda p煤blica. Ese es nuestro compromiso.

 

No gastaremos m谩s de lo que ingrese a la hacienda p煤blica. Se respetar谩n los contratos suscritos por los gobiernos anteriores, pero ya no habr谩 m谩s corrupci贸n ni influyentismo en negociaciones con empresas particulares.

 

Me comprometo, y soy hombre de palabra, a que las inversiones de accionistas nacionales y extranjeros estar谩n seguras y se crear谩n condiciones hasta para obtener buenos rendimientos, porque en M茅xico habr谩 honestidad, Estado de derecho, reglas claras, crecimiento econ贸mico y habr谩 confianza.

 

Reitero tambi茅n que se respetar谩 la autonom铆a del Banco de M茅xico. Estamos elaborando el presupuesto del a帽o pr贸ximo y gracias a los ahorros que obtendremos con el combate a la corrupci贸n y con la aplicaci贸n de las medidas de austeridad, se incrementar谩 la inversi贸n p煤blica para rescatar la industria petrolera y la industria el茅ctrica.

 

Vamos a impulsar proyectos productivos con inversi贸n p煤blica y privada, nacional y extranjera. Estos proyectos se crear谩n como cortinas de desarrollo de sur a norte del pa铆s, para retener a los mexicanos en sus lugares de origen. Queremos que la migraci贸n sea optativa, no obligatoria. Vamos a lograr que los mexicanos tengan trabajo, prosperen y sean felices donde nacieron, donde est谩n sus familiares, sus costumbres y sus culturas.

 

Por ello, se construir谩 el Tren Maya, se sembrar谩n un mill贸n de hect谩reas de 谩rboles frutales y maderables en el Sur-Sureste. Se rehabilitar谩n, como ya lo expres茅, las refiner铆as existentes y haremos una nueva refiner铆a en Dos Bocas, Para铆so, Tabasco, para dejar de comprar la gasolina en el extranjero.

 

En el Istmo de Tehuantepec se promover谩 la creaci贸n de una v铆a f茅rrea para un tren de contenedores de carga y se ampliar谩n los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, para comunicar en menos tiempo a los pa铆ses de Asia con la costa este de Estados Unidos.

 

En este corredor habr谩 energ铆a el茅ctrica y gas a precios bajos, as铆 como subsidios fiscales para la instalaci贸n de f谩bricas y la creaci贸n de empleos.

 

En tres a帽os estar谩 funcionando 鈥搈e canso, ganso鈥, adem谩s del actual, el nuevo aeropuerto de la Ciudad de M茅xico, con dos pistas adicionales en la Base A茅rea de Santa Luc铆a.

 

Asimismo, desde el primero de enero pr贸ximo entrar谩 en vigor la zona libre a lo largo de los 3 mil 180 kil贸metros de frontera con Estados Unidos. Esta franja de 25 kil贸metros de ancho se convertir谩 en la zona libre m谩s grande del mundo. All铆 se cobrar谩 lo mismo de impuestos y costar谩n igual los energ茅ticos que en California, en Arizona, Nuevo M茅xico y Texas, de la Uni贸n Americana.

 

En otras palabras, el d铆a primero de enero, en esta franja se reducir谩 el IVA del 16 al 8 por ciento. El Impuesto Sobre la Renta bajar谩 al 20 por ciento. La gasolina, el gas y la electricidad costar谩n menos que en el resto del pa铆s y se aumentar谩 al doble el salario m铆nimo.

 

Esta ser谩 la 煤ltima cortina de desarrollo para retener con trabajo y bienestar a nuestros compatriotas en el territorio nacional. En cuanto al bienestar de nuestro pueblo, el plan es combatir la pobreza y la marginaci贸n como nunca se ha hecho en la historia.

 

Hoy presento formalmente a este Congreso reformas constitucionales, proyectos de reforma a la Constituci贸n, para establecer el estado de bienestar y garantizar el derecho del pueblo a la salud, a la educaci贸n y a la seguridad social.

 

Haremos a un lado la hipocres铆a neoliberal. El Estado se ocupar谩 de disminuir las desigualdades sociales, no se seguir谩 desplazando a la justicia social de la agenda del gobierno. No se condenar谩 a quienes nacen pobres a morir pobres. Todos los seres humanos tienen derecho a vivir y ser felices, es inhumano utilizar al gobierno para defender intereses particulares y desvanecerlo cuando se trata de proteger el beneficio de las mayor铆as. No es l铆cito, no es jugar limpio, defender la facultad del Estado para rescatar instituciones financieras en quiebra y considerarlo una carga, cuando se busca promover el bienestar de los m谩s necesitados.

 

Es pertinente, pues, exponer con toda claridad que vamos a atender y a respetar a todos. Que vamos a gobernar para todos, pero que le vamos a dar preferencia a los vulnerables y a los despose铆dos. Por el bien de todos, primero los pobres.

 

Nuestra consigna de siempre es, a partir de hoy, principio de gobierno. Enumero algunas acciones.

 

Se cancelar谩 la mal llamada reforma educativa. Se crear谩 el Instituto Nacional para la Atenci贸n de los Pueblos Ind铆genas. Iniciar谩 de inmediato el programa de atenci贸n m茅dica y medicamentos gratuitos en las zonas marginadas del pa铆s y se volver谩 universal en todo el pa铆s este programa de atenci贸n m茅dica y medicamentos gratuitos, a la mitad del sexenio. Es mi compromiso.

 

Los aumentos al salario m铆nimo no volver谩n a fijarse por debajo de la inflaci贸n como lleg贸 a suceder en el periodo neoliberal. Dos millones 300 mil j贸venes ser谩n contratados para trabajar como aprendices en talleres, empresas, comercios y diversas labores productivas o sociales, y se les pagar谩 un salario, mientras se van capacitando, de tres mil 600 pesos mensuales. Ya no va a haber ni-nis. No se va a dar la espalda a los j贸venes, ni se les va a ofender llam谩ndoles de esa manera, porque no es culpa de ellos que no tengan oportunidad de trabajo y de estudio.

 

Se otorgar谩n 10 millones de becas a estudiantes en todos los niveles de escolaridad, se crear谩n 100 universidades p煤blicas, se fomentar谩 el deporte y las actividades art铆sticas, la ciencia y la tecnolog铆a.

 

La pensi贸n a los adultos mayores, que fue una creaci贸n de nuestro movimiento, el programa de la pensi贸n a los adultos mayores aumentar谩, esa pensi贸n, al doble, y tendr谩 car谩cter universal. Es decir, tambi茅n van a recibir este apoyo los jubilados, pensionados del ISSSTE y del Seguro.

 

Un mill贸n de personas con discapacidad o con capacidades diferentes tendr谩n una pensi贸n igual que la de los adultos mayores.

 

Se atender谩 de inmediato a los damnificados por los sismos, se otorgar谩n cr茅ditos a la palabra a agricultores, ganaderos, pescadores, a due帽os de talleres, a los artesanos, a peque帽os comerciantes, a empresarios.

 

Se ayudar谩 a productores del campo con subsidios y precios de garant铆a, y se vender谩 a precio justo una canasta de alimentos b谩sicos para combatir la desnutrici贸n y el hambre.

 

Es importante precisar que los destinatarios de estos programas recibir谩n lo que les corresponde de manera directa, personalizada, sin intermediarios, con el prop贸sito de que no haya manipulaci贸n de los apoyos con fines electorales, y que lleguen a sus beneficiarios, completos, estos apoyos, sin moches ni comisiones indebidas.

 

Tambi茅n vamos a evitar afectaciones al medio ambiente. Aprovecho para reiterar que no se permitir谩 el fracking ni transg茅nicos.

 

Como se comprender谩, la necesidad de emprender estas y otras acciones explica y justifica el plan de austeridad republicana al que nos hemos comprometido, y que, dicho sea de paso, no significa, como se piensa en otros pa铆ses, un mero conjunto de ajustes en el gasto productivo y social del presupuesto. Aqu铆 lo entendemos no solo como un asunto administrativo, sino como una pol铆tica de principios, toda vez que implica terminar con los privilegios de la alta burocracia. Ju谩rez dec铆a que los funcionarios deb铆an aprender a vivir en la justa median铆a, y nosotros sostenemos que no puede haber gobierno rico, con pueblo pobre.

 

Por eso, bajar谩n los sueldos de los altos funcionarios p煤blicos. Ya se aprob贸 esa ley en este Congreso, en esta legislatura. Van a bajar los sueldos de los de arriba, porque van a aumentar los sueldos de los de abajo.

 

Ya no habr谩 servicio m茅dico privado para los altos funcionarios p煤blicos. Se destinaban 5 mil millones de pesos nada m谩s para el pago de la atenci贸n de servicios m茅dicos a los altos funcionarios p煤blicos.

 

Ya no habr谩 cajas de ahorro especial para los altos funcionarios p煤blicos. Ya no hay, ya se aprob贸 esa ley.

 

Nadie podr谩 viajar en aviones o helic贸pteros privados a expensas del dinero p煤blico. Desde el lunes pr贸ximo se pondr谩 en venta el avi贸n presidencial y toda la flotilla de aviones y helic贸pteros para uso de altos funcionarios.

 

El presidente de la Rep煤blica ganar谩 el 40 por ciento de lo que recib铆a el presidente saliente.

 

No habr谩 compras de veh铆culos para funcionarios, se reducir谩 en 50 por ciento el gasto de publicidad del gobierno.

 

Se van a disminuir las unidades administrativas en el pa铆s y no habr谩 oficinas del gobierno en el extranjero, salvo, por supuesto, las embajadas y los consulados.

 

Los ocho mil elementos del Estado Mayor, que se destinaban a cuidar al presidente, y los 3 mil 200 agentes de Gobernaci贸n, hasta ayer dedicados al espionaje, pasar谩n a formar parte de la Guardia Nacional.

 

No vivir茅 en Los Pinos y esa residencia oficial ya se abri贸, desde hoy, al p煤blico y se integrar谩 al bosque de Chapultepec para convertirse en uno de los espacios m谩s grandes e interesantes del mundo para el arte y la cultura.

 

Otro cambio importante ser谩 el de la creaci贸n de la Guardia Nacional, si lo autoriza el pueblo y el Poder Legislativo, para enfrentar el grave problema de la inseguridad y de la violencia que padecemos. Esto significa replantear el papel de las Fuerzas Armadas ante la inoperancia de las corporaciones policiales.

 

Es indispensable aceptar que la Polic铆a Federal, creada hace 20 a帽os para suplir la labor de las Fuerzas Armadas en el combate a la delincuencia, es en la actualidad un agrupamiento de apenas 20 mil efectivos, que carecen de disciplina, capacitaci贸n y profesionalismo.

 

En cuanto a los agentes ministeriales y los cuerpos policiales estatales y municipales, se debe reconocer, sin generalizar, que muchos est谩n movidos por la corrupci贸n y no por el deber del servicio p煤blico, y que su descomposici贸n los pone bajo el dominio de la delincuencia. El ciudadano mexicano, en la actualidad, est谩 en estado de indefensi贸n. No tenemos polic铆as para cuidar a los ciudadanos.

 

Siempre he pensado que ante el problema de la inseguridad lo pertinente es atender las causas que originan la violencia, y as铆 lo haremos, pero ante la ineficiencia de las corporaciones policiales y el grave aumento de homicidios, robos, secuestros, feminicidios y otros cr铆menes, estoy solicitando al Congreso, con car谩cter urgente, la aprobaci贸n de una reforma constitucional que nos permita crear, con la integraci贸n de la Polic铆a Militar, la Polic铆a Naval y la Polic铆a Federal, una Guardia Nacional para realizar funciones de seguridad p煤blica, con pleno respeto a los derechos humanos.

 

S茅 que es un tema pol茅mico, pero tengo la obligaci贸n de expresar mi punto de vista con realismo y argumentos.

 

Las Fuerzas Armadas est谩n entre las mejores instituciones de M茅xico. El Ej茅rcito Mexicano se constituy贸 en 1913 para enfrentar al gobierno usurpador de Victoriano Huerta. Se trata de un Ej茅rcito revolucionario, surgido del pueblo y que desde entonces ha experimentado pocos quiebres en su unidad y disciplina.

 

La 煤ltima rebeli贸n militar fue la del general Saturnino Cedillo, en 1938-1939 y nunca el Ej茅rcito Mexicano ha dado un golpe de Estado a una autoridad civil. Su lealtad al gobierno y su falta de ambici贸n por el poder econ贸mico y pol铆tico tiene en buena medida su explicaci贸n, entre otros factores, en que el Ej茅rcito Mexicano no es un agrupamiento elitista, sino que siempre se ha nutrido del pueblo raso. El soldado es pueblo uniformado.

 

Ciertamente, no todos los militares han ostentado comportamientos intachables y tampoco debe omitirse el hecho de que el Ej茅rcito ha participado en actos de represi贸n por 贸rdenes de autoridades civiles. Pero en nuestros institutos castrenses no se han formado minor铆as corrompidas, como sucede en otros 谩mbitos del poder, y a diferencia de lo que ocurre en otros pa铆ses, en M茅xico no se sabe de militares que formen parte de la oligarqu铆a. Adem谩s, es un hecho que el Ej茅rcito cuenta con respaldo de la opini贸n p煤blica, es una instituci贸n que a lo largo de su historia ha mantenido su profesionalismo y ha sido eficaz, sin duda, en tareas de auxilio a la poblaci贸n en casos de desastre, en terremotos, inundaciones, huracanes, y ha prestado otros servicios a la comunidad.

 

Las Fuerzas Armadas han hecho escuelas, tienen universidades, centros de investigaci贸n, poseen disciplina y esp铆ritu de cuerpo, han mantenido su vocaci贸n nacionalista, y esto es muy importante, y nunca han estado subordinadas a ninguna hegemon铆a o fuerza extranjera.

 

Lo mismo puede decirse de la Secretar铆a de Marina, t茅ngase en cuenta que esta dependencia se cre贸 en 1940, cuando la original Secretar铆a de Guerra y Marina se dividi贸 en dos instituciones.

 

As铆 pues, el Ej茅rcito y la Marina pueden ser, previa preparaci贸n y capacitaci贸n para el respeto de los derechos humanos, y mediante la aplicaci贸n de protocolos para el uso de la fuerza, las instituciones fundamentales para garantizar la seguridad nacional, la seguridad interior y la seguridad p煤blica.

 

Agrego que el Plan de Paz y Seguridad incluye la creaci贸n de 266 coordinaciones territoriales en el pa铆s. Todos los d铆as desde las seis de la ma帽ana voy a presidir, en Palacio Nacional, la reuni贸n del Gabinete de Seguridad, en la cual recibiremos el parte o reporte de lo sucedido en las 煤ltimas 24 horas y tomaremos las medidas necesarias.

 

A帽ado que, seg煤n nuestras leyes, el titular del Poder Ejecutivo es el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas y reafirmo el compromiso de que el presidente de M茅xico nunca dar谩 la orden de reprimir al pueblo ni ser谩 c贸mplice o encubridor de eventuales violaciones a los derechos humanos.

 

En materia de pol铆tica exterior, nos apegaremos a los principios constitucionales de no intervenci贸n, autodeterminaci贸n de los pueblos, soluci贸n pac铆fica de las controversias y cooperaci贸n para el desarrollo.

 

Mantendremos buenas relaciones con todos los pueblos y gobiernos del mundo, por eso agradezco la presencia del se帽or Michael Pence, vicepresidente de los Estados Unidos y a su se帽ora esposa, Karen Pence.

 

Y quiero destacar que, desde el d铆a primero de julio, desde el d铆a de mi elecci贸n, he recibido un trato respetuoso del presidente Donald Trump, a quien agradezco que en plan de amistad haya enviado a esta ceremonia a su hija Ivanka.

 

La misma atenci贸n he recibido del primer ministro de Canad谩, Justin Trudeau. Con ellos, con los dos mandatarios, con el presidente de Estados Unidos y con el primer ministro de Canad谩 estoy hablando para ir m谩s all谩 del Tratado de Libre Comercio de Am茅rica del Norte y lograr un acuerdo de inversi贸n entre empresas y gobiernos de las tres naciones, para impulsar el desarrollo de los pa铆ses centroamericanos y tambi茅n del nuestro. Y enfrentar, de esta forma, y no con medidas coercitivas, el fen贸meno migratorio.

 

Me da mucho gusto contar con la presencia de presidentes de Am茅rica latina y del Caribe. M茅xico no dejar谩 de pensar en Sim贸n Bol铆var y en Jos茅 Mart铆, quienes junto con Benito Ju谩rez siguen guiando con sus ejemplos de patriotismo el camino a seguir de pueblos y de dirigentes pol铆ticos.

 

Gracias por estar aqu铆, Jimmy Morales Cabrera, presidente de la Rep煤blica vecina de Guatemala. Juan Orlando Hern谩ndez Alvarado, presidente de la Rep煤blica de Honduras y su se帽ora esposa, Ana Garc铆a. 脫scar Samuel Ortiz Ascencio, vicepresidente de la Rep煤blica del Salvador. Colville Young, gobernador general tambi茅n de nuestra vecina Rep煤blica de Belice. Miguel D铆az-Canel Berm煤dez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la hermana Rep煤blica de Cuba.

 

Danilo Medina S谩nchez, presidente de la Rep煤blica Dominicana. Jovenel Mo茂se, presidente de la Rep煤blica de Hait铆. Iv谩n Duque M谩rquez, presidente de la Rep煤blica de Colombia. Nicol谩s Maduro Moros, presidente de la Rep煤blica bolivariana de Venezuela. Len铆n Moreno Garc茅s, amigo Len铆n, presidente de la Rep煤blica de Ecuador y su se帽ora esposa Roc铆o Gonz谩lez. Amigo Evo Morales, presidente del estado plurinacional de Bolivia. Mart铆n Vizcarra Cornejo, presidente de la Rep煤blica del Per煤.

 

Agradezco la presencia de Julie Payette, gobernadora general de Canad谩. Brahim Ghali, presidente de la Rep煤blica 脕rabe Democr谩tica Saharaui. De Kim Yong-nam, presidente de la Rep煤blica de la Asamblea Popular Suprema de la Rep煤blica Popular Democr谩tica de Corea. Shen Yueyue, vicepresidenta de la Asamblea Popular China.

 

Tambi茅n agradezco, por los lazos de historia, de cultura, que nos unen, la presencia de Felipe VI, rey de Espa帽a. Del primer ministro Ant贸nio Costa, de la Rep煤blica portuguesa. De Eugene Philip Rhuggenaath, primer ministro y ministro de asuntos generales de Curazao. Ana Birchall, viceprimera ministra de Rumania. De Luc铆a Topolansky, vicepresidenta de la Rep煤blica Oriental del Uruguay. De Gabriela Michetti, vicepresidenta de la Rep煤blica de Argentina. De Hugo Vel谩zquez, vicepresidente de la Rep煤blica del Paraguay y su se帽ora esposa, Lourdes Samaniego. De Claudia Dobles Camargo, primera dama de la Rep煤blica de Costa Rica.

 

Agradezco a muchos representantes de los organismos internacionales, de gobernadores, de autoridades, de varios pa铆ses. Est谩n aqu铆 amigos entra帽ables como Miguel 脕ngel Revilla, presidente del gobierno de Cantabria, y su se帽ora esposa, Aurora D铆az. Est谩 nuestro amigo, Jeremy Corbyn, miembro del Parlamento del Reino Unido, dirigente del Partido Laborista.

 

Est谩 tambi茅n un embajador de la poes铆a y de la congruencia, Silvio Rodr铆guez, y su esposa, Niurka Gonz谩lez.

 

Amigas y amigos, llegu茅 a la Presidencia de la Rep煤blica despu茅s de muchos a帽os de lucha personal y colectiva. Aqu铆 recuerdo a los que iniciaron este movimiento, a los que sembraron lo que ahora nosotros estamos cosechando. Dirigentes sociales, pol铆ticos, muchos que se nos adelantaron, pero fueron los precursores de esta lucha, de este movimiento. Nunca los vamos a olvidar.

 

Llegamos despu茅s de muchos a帽os, y en mi caso, como en la mayor铆a de los que forman parte de este gran movimiento, sin dejar la dignidad en el camino, manteniendo en alto nuestros ideales, nuestros principios. En mi caso, particularmente, tambi茅n en el de muchos otros, mujeres y hombres, mi honestidad, que es lo que estimo m谩s importante en mi vida.

 

Estoy preparado para no fallarle a mi pueblo. Ahora que ven铆a para ac谩, se emparej贸 un joven en bicicleta y me dijo: T煤 no tienes derecho a fallarnos. Y ese es el compromiso que tengo con el pueblo: No tengo derecho a fallar.

 

Nada material me interesa, ni me importa la parafernalia del poder. Siempre he pensado que el poder debe ejercerse con sabidur铆a y humildad, y que s贸lo adquiere sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los dem谩s.

 

Estoy consciente de la gran expectativa que existe entre los mexicanos, y el desaf铆o que significa enfrentar los grandes y graves problemas nacionales, pero soy optimista y creo que vamos a salir bien, vamos a enfrentar bien los grandes y graves problemas nacionales porque creo en el pueblo y en su cultura, la cultura del pueblo, de nuestro pueblo, las culturas de M茅xico que siempre han sido nuestras salvadoras.

 

Con nuestras culturas hemos enfrentado epidemias, terremotos, inundaciones, hambrunas, invasiones, guerras civiles, crisis econ贸micas, epidemias, malos gobiernos y otras calamidades, y siempre hemos resurgido con dignidad y con orgullo.

 

La herencia de civilizaciones nos ha forjado como un pueblo tenaz, combativo, luch贸n, emprendedor, honesto, con una excepcional idiosincrasia de fraternidad, de amor al pr贸jimo, de verdadera solidaridad.

 

Nuestro pueblo no es flojo, no es perezoso, no es indolente, por el contrario, es de las sociedades m谩s trabajadoras del mundo, y ah铆 est谩 el ejemplo de nuestros paisanos migrantes que por necesidad han ido a ganarse la vida a Estados Unidos y ahora est谩n enviando a sus familiares 30 mil millones de d贸lares anuales.

 

Esas remesas son la principal fuente de ingresos de nuestro pa铆s y el dinero de mayor beneficio social que recibimos del extranjero.

 

M茅xico no es el cuerno de la abundancia que su silueta en el mapa pareciera evocar, pero aun as铆 tenemos muchos recursos naturales: agua, petr贸leo, gas, yacimientos minerales, vientos, sol, playas; contamos con bosques y selvas, con buenas tierras para la producci贸n agropecuaria y forestal, y somos de los pa铆ses con mayor biodiversidad en el mundo.

 

Por eso estoy optimista, creo que ya estamos logrando, se est谩 iniciando y ya vamos en el camino de lograr el renacimiento de M茅xico, que nos vamos a convertir en una potencia econ贸mica y, sobre todo, en un pa铆s modelo que habr谩 de demostrar al mundo que acabar con la corrupci贸n es posible, y as铆 lo haremos, porque de esa manera construiremos una sociedad m谩s justa, democr谩tica, fraterna y siempre alegre.

 

Son tres cosas las que necesitamos para enfrentar la crisis de M茅xico y dos de ellas est谩n aseguradas de antemano. Lo reitero, un pueblo trabajador y suficientes riquezas naturales. Pronto, muy pronto, tendremos lo tercero, un buen gobierno, y en ese compromiso empe帽o mi honor y mi palabra.

 

Gobernar茅 con entrega total a la causa p煤blica, dedicar茅 todo mi tiempo, mi imaginaci贸n, mi esfuerzo a recoger los sentimientos y a cumplir con las demandas de la gente. Actuar茅 sin odios, no le har茅 mal a nadie, respetar茅 las libertades, apostar茅 siempre a la reconciliaci贸n y buscar茅 que entre todos, y por el camino de la concordia, logremos la Cuarta Transformaci贸n de la vida p煤blica de M茅xico.

 

Por 煤ltimo, as铆 como soy juarista y cardenista, tambi茅n soy maderista y partidario del sufragio efectivo y de la no reelecci贸n.

 

Trabajar茅 16 horas diarias para dejar en seis a帽os muy avanzada la obra de transformaci贸n, har茅 cuanto pueda para obstaculizar las regresiones en las que conservadores y corruptos estar谩n empe帽ados.

 

Por eso aplicaremos r谩pido, muy r谩pido, los cambios pol铆ticos y sociales para que si en el futuro nuestros adversarios, que no nuestros enemigos, nos vencen, les cueste mucho trabajo dar marcha atr谩s a lo que ya habremos de conseguir. Como dir铆an los liberales del siglo XIX, los liberales mexicanos, que no sea f谩cil retrogradar.

 

Pero tambi茅n dejo en claro que, bajo ninguna circunstancia, habr茅 de reelegirme; por el contrario, me someter茅 a la revocaci贸n del mandato porque deseo que el pueblo siempre tenga las riendas del poder en sus manos. En dos a帽os y medio habr谩 una consulta y se les preguntar谩 a los ciudadanos si quieren que el presidente de la Rep煤blica se mantenga en el cargo o que pida licencia, porque el pueblo pone y el pueblo quita, y es el 煤nico soberano al que debo sumisi贸n y obediencia.

 

Acepto el reto y les invito a participar para celebrar juntas y juntos, el esplendor y la grandeza futura de nuestro querido M茅xico. Gracias de todo coraz贸n. Que viva M茅xico. Viva M茅xico. Viva M茅xico.

 

Posteriormente, el presidente de la Mesa Directiva, diputado Porfirio Mu帽oz Ledo invit贸 a los presentes a ponerse de pie para entonar el Himno Nacional Mexicano.

 

Enseguida, se dio por le铆da y aprobada el acta de la sesi贸n. Se pidi贸 publicarla en la Gaceta Parlamentaria y en el Diario de los Debates.

 

Finalmente, se levant贸 la sesi贸n y se cit贸 a las y los diputados para el pr贸ximo martes 4 de diciembre, a las 11:00 horas.

 

--ooOoo--

 
Histórico hasta 2013
 
años:
| 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 |
 
meses del 2018:
| Diciembre | Noviembre | Octubre | Septiembre | Agosto | Julio | Junio | Mayo | Abril | Marzo | Febrero | Enero |
 
Histórico hasta 2013
 
difusión
comunicación