20 de febrero 2020

Inicio / Audiencia Pública Reforma Laboral / Prensa / Boletines / 01 (Bol.1135) - Inaugura Dolores Padierna Audiencias Públicas en materia de reforma laboral; es un pendiente desde la pasada legislatura

Boletín N°. 01 (Bol.1135) Inaugura Dolores Padierna Audiencias Públicas en materia de reforma laboral; es un pendiente desde la pasada legislatura
  • Necesitamos revitalizar los sindicatos y la contratación colectiva: Mario Delgado

 

 

  • Urge garantizar imparcialidad en la justicia laboral, dice Luisa María Alcalde

 

26-02-2019.- Al inaugurar las Audiencias Públicas en materia de reforma laboral, la vicepresidenta de la Mesa Directiva, diputada Dolores Padierna Luna, expresó que el tema de trabajo es un pendiente desde la pasada legislatura, y afirmó que la Constitución Política ha depositado en el Poder Judicial un cambio trascendental en el mundo laboral.

 

Indicó que esta reforma no es poca cosa, “aunque sea chiquita, la iniciativa es un cambio muy grande en el cual tenemos depositadas muchas esperanzas. Es una deuda pendiente y aspiramos –desde siempre- a la democracia sindical”.

 

Se manifestó por tener justicia laboral, ya que si algo no había era justamente eso, “estamos nosotros en un cambio de régimen; ya no será a la vieja usanza en las juntas de conciliación, ahora será en el Poder Judicial”.

 

Padierna Luna aplaudió que el Senado de la República, por fin, ratificó el Tratado 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), “esto nos permite priorizar este tema por encima de una reforma laboral muy lamentable de 2012”.

 

Mencionó que el viejo Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), tiene un tono de reforma laboral, de asuntos laborales y que nunca se tomó en cuenta, pues se suponía, cuando se firmó, que se homologarían los salarios, las condiciones de trabajo y la vida laboral en los tres países, pero fue todo lo contrario, “se tomó el estancamiento de los salarios como ancla para el Tratado, entre otras muchas injusticias”.

 

Ahora, dijo, la firma del Tratado México, Estados Unidos y Canadá establece la necesidad de grandes aspectos, como los que abordará esta reforma. “Esto es producto de muchos años de lucha de trabajadoras y trabajadores, así como de expertos que han dado toda su vida para un cambio laboral justo y no lo sería sin la Cuarta Transformación que estamos empujando”, afirmó.

 

El presidente de la Junta de Coordinación Política, Mario Delgado Carrillo, apuntó que la reforma laboral es un tema pendiente del Poder Legislativo, el cual se deriva de los artículos 107 y 123 Constitucional en materia de justicia laboral.

 

Detalló que este mandato debía hacerse a más tardar el 24 de febrero de 2018 -así que estamos fuera de tiempo-, de ahí el interés de cumplir con lo establecido en la Carta Magna.

 

Explicó que esta reforma tiene el propósito de transitar del Poder Ejecutivo, que es de donde depende la Junta de Conciliación y Arbitraje, locales y federal, al Poder Judicial, a través de tribunales en justicia laboral, a fin de brindar certeza jurídica.

 

Añadió que en materia de derecho colectivo se plantea sentar las bases para una verdadera transformación en el ámbito sindical y de contratación colectiva, al introducir los términos de representatividad, transparencia y democracia en la vida de las organizaciones sindicales.

 

“Necesitamos que esta reforma revitalice a los sindicatos y a la contratación colectiva como instrumentos de construcción de consensos entre trabajo y capital en aras de mejoras salariales y laborales, dejando atrás la unilateralidad”.

 

Indicó que las audiencias públicas se han convertido en una de las características de esta Legislatura, porque en ellas se abordan los temas más importantes en cooperación de la sociedad y los actores relevantes para escuchar su voz y aportar una opinión al respecto.

 

La secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, afirmó que esta reforma es la más importante en materia laboral de los últimos tiempos, por muchas razones. La primera, es una deuda pendiente de transitar de las juntas de Conciliación y Arbitraje a los tribunales laborales, “no sólo porque hay que garantizar imparcialidad en la justicia laboral, sino también porque se requería ya de procedimientos más ágiles, expeditos, orales, en presencia del juez y modernos” que permitan dar rapidez a los actuales juicios que duran muchísimo tiempo en resolverse.

 

Otra razón, dijo, es garantizar autonomía del órgano que se encargará de todos los registros sindicales del país. La idea, continuó, es que realmente se respete el derecho de todas y todos los trabajadores a organizarse de manera libre, así como acatar el Convenio 98 de la OIT, que es parte de los ejes de esta iniciativa.

 

Alcalde Luján precisó que los tres elementos esenciales que dan cauce a esta iniciativa son el Convenio 98 de la OIT, la reforma Constitucional en materia laboral y los compromisos asumidos por México en el marco del T- MEC. Estos “dan al Congreso el marco a través del cual debe resultar esta ley secundaria”.

 

Enfatizó que es fundamental la transición en la justicia laboral y la garantía de un órgano autónomo que se encargue de todos los registros sindicales del país, de los depósitos de los contratos colectivos y la conciliación que será obligatoria. “Antes de ir a juicio se tendrá que tratar primero de resolver en una mesa de negociación”.

 

Destacó la importancia de rescatar la negociación colectiva a través de procesos libres y democráticos, que los trabajadores puedan decidir, a través del voto personal libre y secreto, quiénes son sus dirigentes, que se consulte a los trabajadores antes de firmar contratos colectivos y que haya certeza de que los trabajadores y los empleadores están representados en la mesa de negociación.

 

Rosa Elena González Tirado, consejera de la Judicatura Federal, reconoció el esfuerzo del Congreso para discutir las diversas iniciativas sobre el tema. “Este parlamento abierto es sin duda el espacio ideal para escuchar las voces y encontrar las mejores fórmulas que conduzcan a una reforma que materialice los fines del cambio”.

 

Agregó que el Poder Judicial es pieza fundamental en esta reforma laboral, ya que el ajuste competencial para el conocimiento de los conflictos de trabajo representa un nuevo esquema. El cambio implica una modificación en el sistema de justicia laboral, en el cual, intervendrá un centro de conciliación prejudicial y tribunales federales que resolverán la controversia bajo modalidades diversas a las que actualmente se emplean.

 

“El Poder Judicial tiene la certeza de que en este ejercicio de diálogo e intercambio de ideas se encuentren las mejores reglas que permitan esa concretización en los hechos, no en las leyes. Refrendamos nuestro compromiso para que en el marco de colaboración aportar elementos que permitan a las y los legisladores asumir la mejor decisión al momento de aprobar la reforma. Este es un momento histórico, aprovechémoslo. México necesita una justicia que en realidad sea justa”.

 

El diputado Manuel de Jesús Baldenebro Arredondo, presidente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social, afirmó que “violentar el derecho de un trabajador en México es algo que duele, pero cuando el Estado mismo los violenta es algo que no se puede pasar”, por eso la Reforma Laboral interesa y es tema central para todos.

 

Cuando las organizaciones sindicales que dicen representar a los trabajadores vulneran los derechos de quienes representan, eso significa “ya un alto y un hasta aquí”, aseguró.

 

Al apuntar la relevancia de la reforma a la Ley Federal del Trabajo, sostuvo que es uno de los asuntos centrales para nuestra democracia y hará posible el equilibrio entre los factores de la producción.

 

La iniciativa es trascendental porque adecuará la reforma constitucional de febrero de 2017 a los tratados internacionales suscritos por el país, como el Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo, sobre el derecho de sindicación y negociación colectiva, así como el Capítulo 19 del Tratado Integral y Progresista de Asociaciones Transpacífico y el Anexo 23 del Tratado Comercial celebrado entre México, Estados Unidos y Canadá, el T-MEC.

 

Para los legisladores es obligación escuchar todas las voces y conocer posturas, a fin de tomar una decisión realmente informada sobre la modificación a este marco jurídico, mediante el parlamento abierto como un ejercicio enriquecedor y valioso resultado de un esfuerzo inédito de todos los grupos parlamentarios.

 

Nuestro trabajo como Comisión es analizar las iniciativas de manera responsable para llevarlas a buen puerto y emitir el dictamen en busca no sólo de fortalecer, democratizar y modernizar la ley laboral, sino respetar al Estado de derecho y la vigencia del principio de representatividad sindical, de libre negociación colectiva que encamine al país a una transformación que lo haga competitivo en el ámbito global.

 

Se pretende transitar del actual sistema tripartita de conciliación y arbitraje a un nuevo sistema de conciliación y de justicia laboral, establecido en la reforma constitucional de 2017.

 

Señaló que la LXIV Legislatura da pasos sustanciales para consolidar los pilares de un parlamento abierto, a través de transparencia, equidad, colaboración y participación activa de la sociedad.

 

--ooOoo--

web statistics