19 de octubre 2020

Inicio / Centros de Estudio / CESOP / Estudios e Investigaciones / Libros / Guerrero indómito

Guerrero indómito

Guerrero indómito

Rafael Aréstegui Ruiz • Judith A. Boruchoff • Ana María Cárabe • Marina de la Torre

Eduardo Luis Espinosa • Olivia Leyva Muñoz • Max Arturo López Hernández

Justino Lozano Alvarado • Marco Antonio Morales Tejeda • David Navarrete Escobedo

Katya Rodríguez Gómez • Juan José Russo • Federico Sandoval Hernández

Juan José Russo

(coordinador)

La estructura social guerrerense vulnera cualquier principio de justicia social. Según datos oficiales, más de dos tercios de la población se encuentran por debajo de la línea de pobreza. Una grieta honda, con origen en la Colonia y profundizada con la formación del Estado-nación mexicano, parte en dos a la sociedad guerrerense como a dos naciones divergentes y convierte a la alternancia política en el gobierno en un hecho por demás insuficiente para declarar el advenimiento de la democracia.

En cada rincón de las instituciones del Estado, en cada localidad geográfica, está presente la cultura del exceso de poder y del abuso, la práctica de la impunidad y de la manipulación política. Por ello, es por lo menos notable que en un sistema político con asimetrías de poder que vanifican toda garantía civil y política a los ciudadanos, las movilizaciones y la protesta sean frecuentes a pesar del alto riesgo implicado. ¿Cómo se mantiene esta sociedad vibrante de ciudadanos contestatarios? Éste es el misterio político guerrerense, el misterio del Guerrero indómito.

 

¿De dónde surge la fuerza, de dónde esa capacidad de organizarse, esa rebeldía para lograr dignidad?, ¿de dónde esa valiente solidaridad política para protestar y movilizarse? ¿De dónde se nutren las raíces del Guerrero indómito, cuando es casi seguro que toda la lucha y la protesta (con sus desgarros y sacrificios) terminará en una nueva frustración? ¿Dónde está el espacio para que nazcan, en una sociedad de verticalidades y de imposiciones, actitudes solidarias de participación? Las respuestas se buscan fuera de las estructuras formales del Estado guerrerense.