24 de octubre 2020

Inicio / Centros de Estudio / CESOP / Opinión Pública / Encuestas / Encuesta telefónica nacional: Elecciones cerradas y voto diferenciado

Encuesta telefónica nacional: Elecciones cerradas y voto diferenciado

Redes sociales

Más de la mitad de la ciudadanía se dio cuenta de las elecciones cerradas del pasado 7 de junio (55%). 37% considera que este fenómeno se debe al descontento con los partidos y el 27% a la corrupción.

Los ciudadanos perciben que las elecciones cerradas son generadas porque se quiere que el gobierno cambie (83%), además de que existen muchos partidos políticos, al mismo tiempo, 28% de los ciudadanos no está de acuerdo con que lo cerrado de las elecciones sea por propuestas novedosas de los candidatos.

Hay opiniones diferenciadas respecto a si las elecciones cerradas benefician o perjudican a los actores políticos, ya que 46% considera que éstas benefician a los partidos, pero el 42% considera que los perjudican, mismo fenómeno se observa en torno a las percepciones del INE, a la democracia misma y a los ciudadanos, es decir, hay opiniones divididas en torno al beneficio o perjuicio de las elecciones cerradas.

La ciudadanía sugiere que las elecciones cerradas indican descontento social, ya que 82% así lo menciona, pero también perciben que puede existir fraude o que el conteo de votos fue deficiente (66 y 51% respectivamente).

Voto diferenciado

En las elecciones del 7 de Junio, 53% de los ciudadanos que sí votaron reportan que lo hicieron por el mismo partido en todas la boletas, mientras que el 29% realizó un voto diferenciado en todas las boletas, es decir, le dio un voto a cada partido sin repetir y el 13% menciona que al menos dio un voto diferenciado.

Casi 70% de los ciudadanos aseguran estar de acuerdo con el voto diferenciado, mientras que 26% sí lo desaprueba.

Cuatro de cada cinco ciudadanos (78%) aseguran que el voto diferenciado permite votar por el candidato y no por el partido, lo que podría dar oportunidad de ampliar los horizontes democráticos, asimismo, 69% considera que el voto diferenciados es un voto razonado, por lo que no es un voto comprado o ingenuo.

Dos de cada tres ciudadanos (67%) está muy o algo de acuerdo con que el voto diferenciado tiene efectos en la negociación y contrapesos en los órganos de gobierno, además de que, acorde con las percepciones dominantes de la gente, el voto diferenciado indica preferencias de los electores por gobiernos divididos (60%).