11 de noviembre 2019

Inicio / Comisión de Seguridad Social

Comisión de Seguridad Social

El reto de la Seguridad Social

Uno de los principales logros de los trabajadores mexicanos, y del Estado posrevolucionario en su conjunto, fue la creación de un sistema de seguridad social durante el siglo XX, cuyos máximos referentes han sido el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado. En la actualidad, hablar de seguridad social es hacer referencia a cinco principios:

La cobertura de salud y monetaria contra los accidentes de trabajo y por enfermedades asociadas al ámbito profesional.
Un sistema de pensiones por retiro, invalidez, antigüedad, edad avanzada, cesantía, orfandad y viudez.
La atención a la salud, a la maternidad y paternidad, una red de guarderías y cubriendo de forma física y monetaria las necesidades de los trabajadores y sus gastos funerarios.
Los préstamos personales y para vivienda.
La atención a la salud para los trabajadores formales

En años recientes se han desarrollado programas de transferencias monetarias para los adultos mayores y servicios de salud mediante el Seguro Popular para la población sin acceso a la seguridad social formal. Lograr que estas transferencias se eleven a un nivel digno y los servicios de salud cubran el todo tipo de padecimientos en los tres niveles de atención es todavía una tarea pendiente.

El establecimiento de las principales instituciones de seguridad social (del IMSS en 1943, del ISSSTE en 1959, del Infonavit en 1972 y del ISSFAM en 1976) se dio en un contexto de crecimiento acelerado del PIB (en promedio 6% real, entre 1940 y 1982), pero como una respuesta de la crisis de los ochenta el gobierno federal modificó sustancialmente la política económica. La liberación creciente de la economía mexicana y la privatización de un número significativo de empresas paraestatales, no conllevó a la reactivación de la economía al mejoramiento de las prestaciones sociales.

En el contexto internacional de constantes crisis, la economía mexicana ha enfrentado una dura y ya prolongada recesión, cuyas repercusiones no escapan nuestras instituciones de seguridad social. El gran reto es recuperar la pérdida del poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores y preservar y mejorar las conquistas y logros de los trabajadores, aspectos que son precisamente la materia que ocupa a esta comisión.

El trabajo de la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados de la LXIII Legislatura del Congreso de Unión, que me honro en presidir, estará encaminada a perfeccionar todos aquellos ordenamientos legales que dan soporte al sistema de seguridad social mexicano, a proponer nuevos mecanismos que garanticen que todas y todos los mexicanos cuenten con un acceso digno a la salud, a la vivienda y a todos los elementos que constituyen la seguridad social, particularmente, en materia de pensiones.

Buscaremos, desde el ámbito de nuestras competencias, que se mejoren las condiciones de trabajo en México y que se amplíe la cobertura y el alcance de la seguridad social en general. Vigilaremos también, como un órgano de control del Estado, la actuación de todas las autoridades en la materia. Todo esto, en suma, con el único fin de que todas y todos los mexicanos tengan asegurado su presente y su futuro.

DIP. ARACELI DAMIÁN GONZÁLEZ